martes, 14 de marzo de 2017

"Estamos preparados para salir de la UE, no vamos ni a parpadear"

Entrevista de La Nueva Verdad del Estrecho al Ministro Principal de Gibraltar Fabian Picardo sobre las repercusiones del Brexit en Gibraltar y en el Campo


“Estamos preparados para salir de la UE, no vamos ni a parpadear”



El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, afronta el Brexit con un ojo puesto en la frontera y el otro en el futuro desarrollo del Peñón fuera de la UE. Espera que se llegue a un acuerdo que mantenga la fluidez en el paso fronterizo y asegura que los pilares económicos de Gibraltar no corren peligro. Considera positivo el régimen fiscal especial para la comarca y cree que sería más beneficioso si se compaginase con el implantado en el Peñón.



Pregunta: ¿Cosoberanía y en la UE o fuera de la UE y británicos?
Respuesta: Británicos y ni consideramos estar en la UE si el precio es la soberanía de Gibraltar.
P: ¿Qué encaje busca Gibraltar en la UE si consigue quedarse?
R: El debate en Reino Unido ha sido principalmente en contra del libre movimiento de personas. Aquí, a ambos lados de la Verja pensamos que es una cosa importantísima. Todos peleamos contra el franquismo cuando se cerró la frontera y para nosotros es importante que haya fluidez, no el libre movimiento como se reconoce en el tratado que ha causado tantos problemas en Reino Unido, sino esa fluidez a través de la frontera del que viene a trabajar aquí diariamente, a visitar el Campo de Gibraltar y Gibraltar o incluso lo más importante, aparte de los negocios, que las familias se puedan ver sin que haya un impedimento fronterizo. Eso es esencial para nosotros. Un estatus que permita ese tipo de fluidez en la frontera es esencial.

También la posibilidad de usar el estatus fiscal de Gibraltar aprobado por toda la UE, aunque España siempre ha objetado. Queremos que sea una oportunidad para crear aquí más fuerza económica aún en beneficio mutuo. Eso conllevaría tener algún tipo de acceso al mercado único de servicios de la UE, aunque sabemos que el 90% del trabajo que hacemos es con Reino Unido y no con el resto de Europa. El tema de la inmigración y del acceso al mercado de servicios son esenciales porque el libre movimiento de mercancías nunca se ha aplicado a Gibraltar y ha funcionado sin problemas, a no ser que a alguien se le haya antojado un día que haya una cola de camiones de tres horas, y el libre movimiento de capitales en el mundo virtual de hoy no es tan esencial como antes, así que de las libertades europeas que son movimiento, servicios y mercancías, las dos primeras son las más importantes.

P: Si conseguís el objetivo de quedaros en la UE ¿Cuál es el futuro de Gibraltar?
R: Creo que no vamos a conseguir el objetivo de quedarnos en la UE porque perdimos el referéndum y Reino Unido se va de la UE. España es el único Estado que va a objetar esto, porque estoy seguro que Reino Unido y los otros 26 no tendrían problemas en buscar un estatus para Gibraltar. España va a poner un precio que Gibraltar no está dispuesto a pagar nunca para que sigamos en la UE entonces nos vamos y el futuro va a ser muy, muy bueno para Gibraltar.

No abogo por irnos de la UE pero ahora tengo que ponerme en la hoja de ruta de las ventajas de irnos de la UE y estamos trabajando muchísimo ahí para asegurar el beneficio de Gibraltar que también será el beneficio del Campo de Gibraltar. Una vez fuera de la UE, Reino Unido puede hacer acuerdos comerciales con todos los países del mundo y España no va a poder objetar que se apliquen a Gibraltar. España va a conseguir que Gibraltar no tenga relación directa como la hemos tenido hasta ahora con 27 países pero no va a impedir que tengamos relación directa o través del Reino Unido con 190 países ¡vaya victoria!.

Se dice que España pondrá objeción a que aplique Reino Unido un acuerdo del aire a Gibraltar pero no acepto que Reino Unido no cuente con el aeropuerto de Gibraltar en ese sentido, pero si nos dejan fuera de ese acuerdo entre Reino Unido y la UE gracias al músculo de España, no van a poder parar que sí estemos en el acuerdo que haga Reino Unido en relación a temas aeronáuticos con los otros 190 países del mundo ¡gran victoria para España!. Lo único que está consiguiendo es que para el Campo de Gibraltar esas oportunidades no se apliquen aquí a la zona ¡gran victoria para España!.

Gibraltar va a prosperar muchísimo en el futuro y espero que el Campo de Gibraltar prospere con nosotros fuera de la UE también. Podíamos prosperar más aún si en vez de estar con chaladuras de cosoberanía estuviéramos trabajando conjuntamente para
buscarle a Gibraltar un estatus que fuera similar al que hemos tenido hasta hoy sin pedirnos el precio de la soberanía y así crear aquí más motor económico para toda la zona
               

No veo por qué eso es una cosa que no está dispuesto a considerar el gran Reino de España, si el territorio de Gibraltar se traspasaría en AVE en tres segundos desde el territorio que tiene España abandonado, y sin embargo el precio para que el Campo de Gibraltar y Gibraltar puedan tener acceso a la UE de una manera conjunta que fuera positiva tiene que ser la soberanía.

Uno de los cuatro puntos que nos quieren presentar a Gibraltar es una gran inversión de millones de libras que transformaría toda la zona ¡hombre! Me caería muy mal si yo fuera del Campo de Gibraltar y mi país le dijera a mi vecino: “estoy dispuesto a invertir millones en la zona pero esos millones no los van a ver ni mis ciudadanos, ni los ciudadanos de Gibraltar hasta que me permitan que un pedacito de seda amarillo y colorado vuele por encima de ese Peñón que está ahí”. Si yo fuera un ciudadano del Campo de Gibraltar diría: “oiga esos millones inviértalos aquí ya y no que están pendientes de la soberanía de Gibraltar”.
                                                                 

P: ¿Gibraltar está preparada para afrontar el reto fuera de la UE?
R: Absolutamente preparada, no vamos ni a parpadear.

P: Desde un punto de vista tanto económico como social
R: Desde un punto de vista tanto económico, como social, geoestratégico y táctico.

P: ¿Los pilares económicos (seguros, turismo, finanzas y el juego online) están en peligro con el Brexit? ¿Se tambaleará la economía?
R: Para nada, era importante permanecer en la UE porque podía ser una amenaza a la economía de Gibraltar basado en el acceso que tenemos al mercado único de servicios. Una vez que hemos tenido que hacer el ejercicio de analizar dónde tenemos la clientela principal en ese mercado único de servicios lo que aparece es que el 90% del mercado es con el Reino Unido.

¡Ojo! Otros territorios de ultramar británicos no tienen el acceso que tiene Gibraltar al Reino Unido, porque Gibraltar tiene ese acceso, no por su condición de territorio de ultramar, sino por su condición de estar en el mercado económico de la UE. Hemos hecho un acuerdo con Reino Unido y en gran parte gracias a las amenazas de España de que iban a intentar usar ese momento para destruir la economía de Gibraltar.

Reino Unido se percata de eso y se pone de acuerdo y lanza mensajes al mercado en Gibraltar y en Reino Unido de que ese acceso mutuo entre ambos se va a perpetuar una vez que estemos fuera del mercado único europeo. Habrá un mercado único de servicios entre Reino Unido y Gibraltar en esos temas. Sobre las apuestas online no hay un mercado único así que no es un mercado del que salimos, ahí cada entidad tiene una licencia así que no creo que vaya a ser un problema.

Desde el 24 de junio hasta hoy estamos viendo más sociedades de finanzas estableciéndose en Gibraltar, más sociedades de seguros estableciéndose en Gibraltar y más compañías de apuestas online estableciéndose en Gibraltar y eso sabiendo que nos vamos de la UE. Eso nos dice que Gibraltar va a seguir prosperando y espero que con nosotros prospere todo el Campo de Gibraltar.

P: ¿Teme que restricciones en la frontera afecten a la fuerza laboral?
R: Temer no es un termino que entra en el léxico político de Fabian Picardo, del Partido Socialista Laborista, ni del Partido Liberal, ni del Gobierno. A mí los ciudadanos gibraltareños no me pagan para que tema a nada, me pagan para que me asegure de que podamos seguir haciendo la labor que hacemos hoy, que creamos empleo no solo para Gibraltar sino para toda la zona. Si fuera un trabajador de la zona me percataría de las declaraciones del Gobierno de Gibraltar, pues ya hemos dicho que no vamos a poner ninguna traba cuando estemos fuera de la UE o tengamos otro estatus y de las declaraciones del propio Mariano Rajoy que ha dicho que se preocupa porque el trabajador transfronterizo pueda seguir entrando y saliendo de Gibraltar.

Eso no es suficiente porque tiene que seguir viniendo el turista, tienen que seguir estableciéndose sociedades aquí para que haya trabajo para los transfronterizos pero no me preocupa que seamos tan estúpidos ninguno en cualquier lado de la frontera, en cualquiera de los tres gobiernos relevantes, para que hagamos difícil que entren trabajadores, ni personas que vengan a visitar Gibraltar a través de esa frontera porque creo que ninguno estamos en la onda de 1969 y si lo estuviéramos tendríamos que explicárselo al mundo entero.

P: El Gobierno no va a poner pegas pero ¿y las empresas?
R: Tenemos 146 desempleados si son reacias no se dónde van a encontrar la gente para trabajar. No creo que eso vaya a ser una realidad, el empresario busca la mejor mano de obra para su empresa y los gibraltareños y campogibraltareños hemos demostrados que somos muy buena mano de obra y que podemos echar una mano desde un astillero hasta una entidad que presta servicios del siglo XXI en el mundo virtual y globalizado. Eso nos honra tanto a los gibraltareños como a los campogibraltareños, por el trabajo que hemos conseguido que se haga en Gibraltar y el éxito de Gibraltar en los últimos años.

                                                           
P: ¿Y los gibraltareños que viven en España?
R: Vamos a hablar no solo de gibraltareños sino de británicos. Hay propuestas acerca de que la persona que tiene un pasaporte comunitario pueda seguir teniéndolo una vez que salga Reino Unido de la UE, es una propuesta en el Parlamento europeo no sabemos si va a prosperar o no pero es verdad que esos individuos se pueden convertir en ciudadanos extracomunitarios viviendo en la UE y en el caso de Gibraltar saliendo de la UE y del territorio Schengen todos los días para trabajar y luego entrando para dormir, no es una cosa inédita, hay otras partes de la UE donde ocurre esto y ocurrirá después del Brexit. Estoy seguro de que una persona razonable en el Gobierno español quisiera asegurar que no se ponga ningún control en esta circunstancia en la frontera hispanogibraltareña que no se ponga en otra frontera que tenga Europa con un país externo.

P: ¿Qué le parece la propuesta de una fiscalidad especial para La Línea o la comarca?
R: Me parece magnífico. Si se hace de una manera que compagine con el régimen fiscal de Gibraltar podría ser una manera de que vendiésemos conjuntamente, de que haya inversión en la zona. Ya lo he dicho repetidamente y ojalá la respuesta de España fuera insistir en que lo demuestre en vez de no darme la oportunidad de hacerlo porque aquí podemos crear 100.000 puestos de trabajo en diez años y si hay una Carta Económica Especial para la zona y una fiscalidad especial que compagine con la de Gibraltar lo hacemos en cinco, no en diez”.

P: Pues los intentos para implantar la Zona Franca en La Línea se están planteando para hacer competencia
R: Lo he visto expresado de esa manera pero a Gibraltar no le preocupa la competencia, la competencia es buena y nos convierte a todos en más ágiles, es magnífico pero es una gran pena que nos condenen de nuevo a tener la espalda el uno contra el otro incluso en el tema de la fiscalidad cuando lo normal sería sentarnos conjuntamente y diseñar un régimen fiscal entre Gibraltar y el Campo de Gibraltar, aprobado por Madrid, de manera que se puedan compaginar los dos para crear más empleo. Sería lo lógico.

Si estuviéramos diseñando para nuestros hijos un futuro nos sentaríamos y lo haríamos conjuntamente pero no estamos intentando hacer eso, incluso en el siglo XXI parece que estamos intentando jugar al ajedrez político con peñones y con personas como si fueran peones en un marco de ajedrez. Es una gran pena que se haga de esa manera.

P: Cree que se está empleando la táctica del palo y la zanahoria.
R: En esa táctica siempre se dibuja un burro que es el animal que pensamos que va a caer pero el pueblo de Gibraltar no es ningún burro.




martes, 18 de octubre de 2016

El precio del NO


El Ministro Principal de Gibraltar Fabian Picardo contesta al Ministro de Asuntos Exteriores español en relación al aprovechamiento político que Margallo quiere sacar del Brexit



Fabián Picardo 
Abogado y político gibraltareño, líder del Partido Socialista Laborista de Gibraltar y Ministro Principal del Peñón






Es en los momentos de dificultades cuando uno se da cuenta de quiénes son sus verdaderos amigos. En 1984, Gibraltar adelantó dos años –España ingresó en la Comunidad Económica Europea (CEE) en 1986– los derechos comunitarios a los españoles que trabajaban en el Peñón. ¿Cuál fue el precio? La completa apertura de una frontera entre España y Gibraltar que cerró el dictador Francisco Franco en 1969.

Hoy, cuando Gibraltar se enfrenta a la salida de la Unión Europea (UE) por el Brexit –no deseada por el 96% de los gibraltareños–, España, a través del ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, nos ofrece permanecer como parte de la UE. Lo hace presentándolo como un gran premio: desbloqueo de la legislación europea que hoy no se aplica en Gibraltar, garantías para el funcionamiento del nuestro centro financiero –regulándolo como ya lo está hoy–, ofrecimiento de nacionalidad española para los británicos que así lo deseen, etc.

Pero, ¿a cambio de qué? El precio que fija el señor Margallo es que los gibraltareños aceptemos la soberanía española conjunta con la británica sobre Gibraltar, algo que el pueblo de Gibraltar rechazó en referéndum en 2002, cuando otro Gobierno del PP lo propuso.

Todo aquel que conozca el llamado ‘contencioso’ sabe que reclamar al pueblo de Gibraltar, al que represento, que deje de ser exclusivamente británico, es pedir que nos rindamos. Y ¿cuáles serían las consecuencias de no aceptar la oferta? En el guión del señor Margallo –tras una legislatura completa de desplantes y descalificaciones e intentos de estrangulamiento institucional, económico y en la frontera– está ahora presentar una oferta sin amenazas, más amable. Pero sabemos por sus declaraciones anteriores cuál sería el precio real de rechazar su oferta. Entre otras, nos ha advertido de que “No aceptar la cosoberanía es un mal negocio … fuera de la UE hace mucho frío” o de que podría ejecutarse el cierre de la frontera porque “Es frontera exterior, no tienes ningún tipo de restricción … no hay libre circulación, tú puedes cerrar la verja”, –según sus palabras–.

Sabiendo cuáles serían las verdaderas consecuencias de nuestro rechazo, los gibraltareños consideramos que estamos ante una coacción en toda regla. O aceptamos rendirnos en nuestro deseo casi unánime de seguir siendo exclusivamente británicos o nos exponemos nosotros y los miles de trabajadores españoles, todo Gibraltar y todo el Campo de Gibraltar a las consecuencias del chantaje que ha venido detallando el señor Margallo.

Si antes no queríamos ser españoles, imaginen cuál es ahora nuestro sentimiento cuando en vez de un amigo nos encontramos ante alguien que se frota las manos, al acecho de nuestra pequeña nación, de nuestra reducida geografía.

Por eso, más aún si cabe, la bandera española está más lejos que nunca de ondear sobre el Peñón. Por nuestra parte, no atenderemos a las amenazas, ni a las veladas ni a las explícitas, pero seguiremos firmemente apostando por la buena vecindad, la convivencia y por el aprovechamiento mutuo de las enormes posibilidades de todo tipo de colaboración entre Gibraltar y el Campo de Gibraltar, como quedó demostrado en el Foro Tripartito de Diálogo y como desea la población de Gibraltar y el Campo.

sábado, 8 de octubre de 2016

Promesas envenenadas



Es verdad que en Gibraltar estamos muy hechos que desde el Reino de España los políticos nos amenacen sin descanso y continuamente. No aprenden que las amenazas nunca sirvieron en Gibraltar, que las amenazas y la política dura que la derecha española emplea para 'castigarnos' no les sirve de nada. Que nos hacen más fuertes, más unidos y más convencidos de cual es nuestra unica identidad y de lo que nunca vamos a querer ser. Y no tenemos porqué justificarnos por ello.

Dice Garcia Margallo que las condiciones que ofrece para la co-soberania son inmensas de beneficiosas y que las oportunidades se abren para los gibraltareños y que seremos nosotros mismos que tendremos que convencernos de ello. Pero al mismo tiempo y al igual que si fuera Dr Jekyll y Mr Hyde, nos amenaza con poner su bandera en el Peñon, por otro lado también nos ordena que no tendremos más remedio que aceptar su propuesta de co-soberanía, porque de lo contrario, nos hará la vida insoportable en la frontera. Parece nervioso y como si de verdad creyera que el Brexit le ayudará a españolizar Gibraltar. (iluso)

Por lo que se ve y según dice él, ya ha hecho el 'reparto de deberes' entre RU y España, ha explicado y parece convencido de como seriamos gobernados por ambos. Vamos, que pasaríamos a estar doblemente colonizados. (No Way José). Pierden el tiempo inútilmente, porque lo que queremos y por lo que trabajamos es que Naciones Unidas haga justicia y desbloquee la Autodeterminación que nos pertenece y que torpedea España. Nunca seremos españoles. Gibraltar nunca dejará de ser británico. Por más que digan, por más que hagan y porque ese es nuestro derecho. Métanse esto de una vez en la cabeza señores políticos españoles ; Gibraltar es nuestro!








jueves, 6 de octubre de 2016

No way, José, pisha

Periodista político y presidente de la Junta Rectora del Parque Natural Los Alcornocales.



Jorge Bezares; Tiros de papel



PúblicoPocos días después de que Margaret Thatcher muriera en Londres, a mediados de abril de 2013, el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, se enteró que estaría cerca del ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, en los funerales en la catedral de San Pablo.Pocos días después de que Margaret Thatcher muriera en Londres, a mediados de abril de 2013, el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, se enteró que estaría cerca del ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, en los funerales en la catedral de San Pablo. 
Pocos días después de que Margaret Thatcher muriera en Londres, a mediados de abril de 2013, el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, se enteró que estaría cerca del ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, en los funerales en la catedral de San Pablo.

Llamó a la Embajada británica para que le trasladara al canciller español su disposición a saludarle. La respuesta de García-Margallo fue tan contundente como impropia de un presunto diplomático: “Que ni se acerque”.

Para él, según reiteró en un tono insultante cada vez que pudo, Picardo era un simple alcalde, el alcalde de Gibraltar.

Cuatro meses después, con las relaciones muy deterioradas, Gibraltar creó en sus aguas un arrecife artificial, similar a los cientos que hay en la costa española.

La respuesta de García-Margallo fue tan virulenta política y mediáticamente que Gibraltar vivió durante casi un año la peor crisis que recordaban los llanitos desde el el cierre de la frontera en 1969 durante 13 largos años.

En base a que Gibraltar había arrojado “30 bloques de hormigón con pinchos sobre una zona de pesca de España”, el ministro de Asuntos Exteriores ordenó endurecer el paso fronterizo, con la excusa de la lucha contra los tráficos ilícitos como el contrabando de tabaco, puso en marcha una campaña de descrédito de Gibraltar en los medios españoles más propia de un régimen dictatorial y lanzó una ofensiva internacional para aislar al Peñón.

La batería de medidas afectó seriamente a la convivencia, a la buena vecindad existente y puso en peligro los 10.000 puestos de trabajo ocupados por españoles, sobre todo por ciudadanos de La Línea, una ciudad con un paro por encima del 40%.

La ofensiva se desinfló cuando a finales de julio de 2014 las autoridades de la Comisión Europea dictaminaron que el arrecife artificial no violaba la normativa medioambiental europea.

La gran mentira propagandística creada por García-Margallo para defender supuestamente a los pescadores españoles quedó aún más al descubierto cuando se supo que en la zona donde Gibraltar levantó dicho arrecife estaba prohibido pescar según la normativa de la Junta de Andalucía.

Nadie pidió disculpas, nadie rectificó, nadie abrió una investigación para esclarecer por qué se pescaba donde estaba prohibido –era solo un barco y capturaba bolos o esculpiñas-, nadie admitió que se jugó con la salud de los consumidores de ambos lados de la frontera.

Todo lo contrario, las colas siguieron perturbando la frontera de forma caprichosa, cada vez que a un señor del PP le daba un ataque de testiculina y de patriotismo.

Pues bien, el artista que ha manejado todo este puteo envuelto en una cuestión de Estado, el peor vendedor posible, el que se negó a saludar en privado al máximo representante del pueblo de Gibraltar, se descuelga ahora con una oferta amistosa de cosoberanía para que los gibraltareños puedan sortear el Brexit. Hasta en la ONU lo ofreció con el embajador sudando la camiseta.

Los turistas británicos afincados en España, las exportaciones españolas y los trabajadores españoles de Reino Unido le importan menos que Gibraltar, que Gibraltar, español.

Por no escuchar no escucha ni al Gobierno andaluz, que, en palabras de su vicepresidente, Manuel Jiménez Barrios, no considera prioritario el asunto de la cosoberanía ante las otras cuestiones mencionadas, de mucha trascendencia para Andalucía.

Pero para él, el Brexit es una oportunidad para recuperar Gibraltar, para conseguir ese marquesado que dicen otorgará el Rey de España a quien lo logre. Bueno, en este caso sería cuarto y mitad de marquesado, ¿no?

No way, José, pisha. Y Picardo está claro que no es ningún palomo, y no es previsible que le monten un golpe que le facilite a García-Margallo sus fantasías sexuales, que es colocar personalmente la bandera española con palo y todo en lo más alto del Peñón.


http://blogs.publico.es/jorge-bezares/2016/10/06/no-way-pisha/

sábado, 16 de agosto de 2014

Para Rajoy Gibraltar siempre es recurrente

Nos hallamos ante una ausencia absoluta de diálogo. El Gobierno de Mariano Rajoy no reconoce al Gobierno de Fabian Picardo y se niega sentarse con él para arreglar diferencias normales entre países vecinos. En su lugar se dedica a poner las cosas muy difíciles, llevando acabo una terrible propaganda en los medios españoles y acusando a Gibraltar de una forma virulenta de todo el contrabando de tabaco que llega a España y haciendo culpable a Gibraltar de las bandas del crimen organizado en Andalucía.



"El Gobierno de Gibraltar insiste en que la realidad, avalada por los datos oficiales de la propia Agencia Tributaria, es que sólo el 21% (y no el 60%) del tabaco total incautado en España que proviene del Campo de Gibraltar. Es más, el tabaco decomisado en la frontera de La Línea con Gibraltar supone el 9% del total de España. Dato muy alejado del 60% que airea el señor de Torre."

El gobierno español para hacer creíble a sus ciudadanos la acusación que hace de Gibraltar de que el contrabando sale a raudales por la frontera, hace colas arbitrarias y exasperantes, tanto para peatones como para vehículos, causando un sufrimiento inútil a los turistas que nos visitan. Nosotros cuando hay colas no cruzamos la frontera - a decir verdad, a quien más perjudican y que son mayoría (en horas punta) es a los trabajadores españoles que son miles y que por venir a trabajar a Gibraltar les castigan. Una de las teorías fascistas que tienen es que los que vienen a trabajar aquí, nos hacen un "favor" dándonos mano de obra. Les tachan de traidores a la patria. Como si llenar el estómago y calzar y vestir a los hijos entendiera de patria y bandera.

La UE, ya le ha notificado a España que mantiene una “intensidad no justificada” en dichas colas, pero se lo pasan por el forro y cada vez que quieren y les apetece se forma en la frontera colas de horas. Con lluvia, frío y viento en invierno y a pleno sol en verano. Con temperaturas que sobrepasan los 30°, sin importarles si hay niños, ancianos o enfermos crónicos.







Mientras tanto España sigue con sus acusaciones hacia Gibraltar amparándose en rellenos inexistentes, o con ataques contra la ejecución de un arrecife artificial para la regeneración de las especies.También han tratado de parar el bunkering. Hacen y dicen cualquier cosa con tal de mantener en el candelero la "noticia Gibraltar" les sirve de cortina de humo. Tratan de distraer la atención de todos los escándalos de corrupción y desmanes creyendo que la ciudadanía es estúpida y desvalorando su inteligencia.

El director general de Medio Ambiente, Karl Falkenberg, ha contestado por carta al Reino Unido que su departamento "no ha identificado ninguna infracción de la legislación medioambiental de la UE".

European Commission
Directorate-General Environment

The Director-GeneralKarl Falkenberg

Por lo tanto la Unión Europea ya ha dejado muy claro que bunkering, rellenos y arrecife artificial están dentro de las leyes comunitarias. Gibraltar cumple con esas leyes. Eso no le ha gustado al Gobierno de Mariano Rajoy, porque entre otras cosas, Bruselas le ha chafado la intención de estrangular nuestra economía y repartirse el negocio del bunkering entre el puerto de Algeciras y Ceuta, que es lo que querían. Tontos no son.
    
Espigón para protección de la playa

 El portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, considera que Gibraltar es una "fuente de actividades ilícitas"y insta a Fabian Picardo, a "limpiar su casa".

Parece que la Agencia Tributaria no le gusta ofrecer (porque no le conviene) datos sobre incautaciones del contrabando de tabaco de otros puntos fronterizos de España, así como también de los puertos, como el de Algeciras. Eso conlleva a pensar que claramente quieren ocultar las cifras verdaderas porque hay más contrabando por el puerto de Algeciras y por la frontera de Andorra que por la frontera de Gibraltar. Es por eso que es Rafael Hernando, quien debía limpiar su casa, su ppartido y su lengua.



Para esto, Rafael Hernando y el PP van a necesitar comprar mucha lejía y mucho desinfectante.




El enlace de Europa Sur a esta noticia ha sido eliminada de su buscador. No se sabe si porque la noticia sobre este contrabando de tabaco no "interesaba", o por la manipulación de "alguien" sobre el periódico cuando la noticia desfavorece a Algeciras porque hay relación de contrabando de tabaco .



76.000 cigarrillos de contrabando de Tanger -Algeciras

Con suerte la he podido encontrar en Europa Press desde donde parece salió la noticia originalmente.



Camión con  tabaco desde Andorra. Portaba un millón doscientos mil cigarrillos

Sufrimos la propaganda negativa de las autoridades españolas al atribuirnos las cantidades de venta de tabaco, con el consumo de tabaco de 30.000 habitantes, y soslayar a los más de 12 millones de visitantes que recibimos anualmente. Tampoco toman en cuenta los miles de cartones de tabaco que se les aprovisiona a barcos, cruceros, yates etc..Y tomando esto en cuenta (aunque quieren hacer invisible el turismo que llega a Gibraltar) con voluntad se puede calcular la cifra razonable de importación de tabaco.

Es un machaqueo constante y repetitivo de descrédito al Gobierno de Picardo y un acusar constante que Gibraltar ampara el contrabando.Sin embargo el Gobierno de Rajoy, como ya hemos dicho anteriormente, se niega a trabajar conjuntamente con el Gobierno de Gibraltar. Posiblemente para seguir usando el tema cuando le convenga y tapar alguna porquería que quiera esconder.

Precisamente Gibraltar tiene una de las legislaciones más restrictivas de la Unión Europea. Aunque es importante aclarar que el informe de la OLAF se ha publicado en un momento en el que, por propia iniciativa, el gobierno de Gibraltar y sin haberle sido requerido, ya había introducido medidas a la ley existente del tabaco en Gibraltar y por voluntad propia había puesto en marcha todas las recomendaciones que la OLAF le ha pedido, a excepción de una. La limitación de importaciones de tabaco que entrará en vigor el 1 enero 2015.

HMGoG Welcomes OLAF Recommendations : Calls for Joint Investigations 

Recomendaciones de la OLAF a Gibraltar y pide que se lleven a cabo investigaciones conjuntas

España se niega hacer pública la carta que ha recibido de la Oficina de Lucha contra el Fraude de la Comisión Europea (OLAF), en la que, según parece, se insta también a Madrid a que establezca lazos con las autoridades gibraltareñas para intercambio de datos y a que no utilice el pretexto del contrabando para poner trabas al paso de personas y vehículos por la frontera.



Sin embargo el asesor de la OLAF en Bruselas Joaquín González-Herrero hizo la semana pasada unas declaraciones en las que adelantaba las recomendaciones contenidas en el Informe Final de la OLAF sobre el contrabando en la frontera La Linea-Gibraltar.

  PRESS RELEASE
  Gibraltar Files Complaint Against OLAF Adviser

Gibraltar presenta una queja contra un asesor de la OLAF por adelantar las recomendaciones del Informe Final

EUROPEAN COMMISSION DIRECTORATE-GENERAL HOME AFFAIRS  The Director-General Matthias RUETE Brussels,



En Gibraltar se persigue el contrabando. Aquellas personas que parten la ley del tabaco son castigadas


Es raro el día que los periódicos derechones españoles no traigan noticias de Gibraltar, (todas las noticias muy usadas en el tiempo, pero renovadas en la fecha) con artículos, muchos de ellos despreciables y destructivos, solo para mantener en vilo la propaganda infame. Así es como cooperan con Rajoy para desviar tantas y tantas fechorías que el PP hace a la ciudadanía de su país, entre otras cosas porque saben que el tema de Gibraltar es un punto caliente para parte de sus votantes.



miércoles, 9 de julio de 2014

El camino del diálogo: España y Gibraltar deben hablar de lo que les une y no de los que les separa



                                           Fabian Picardo es Ministro Principal de Gibraltar




Articulo de  Fabian Picardo publicado en el Diario el País  09/7/2014


El Presidente González acabó en 1982 con más de trece años de crueldad, en los que los familiares de ambos lados —especialmente de La Línea— no pudieron abrazarse, ni recibir a los nuevos bebés de cada familia, ni despedirse de los seres queridos en las puertas de la muerte.


Hemos conocido crisis en 1997-2003 y las volvemos a tener ahora, con todos los puentes de diálogo rotos en los ámbitos diplomáticos. Nos han parecido prometedoras las palabras de Su Majestad Felipe VI deseando “una España en la que no se rompan nunca los puentes del entendimiento”. Por eso destaqué hace poco en la ONU que Gibraltar tiende al nuevo Rey “una mano de amistad y respeto como vecinos y defensores de la democracia”.


Hemos firmado acuerdos con el anterior Gobierno español. Mi Gobierno los ha cumplido. Consideramos incuestionable el pago, por parte del Reino Unido, de casi 150 millones de libras esterlinas para los pensionistas españoles que trabajaron en Gibraltar antes del cierre de la frontera, aunque España no cumple su parte de estos acuerdos. Gastamos 84 millones de libras en construir una nueva terminal aeroportuaria para que España tuviera entrada directa desde su lado de la frontera; sin embargo no se ha puesto un solo ladrillo en el lado español e intentan excluir a Gibraltar del espacio aéreo europeo, contra lo acordado en Córdoba. El Gobierno español ha hecho tabla rasa con lo firmado mientras Reino Unido y Gibraltar cumplimos a rajatabla.


Nos hallamos ante una ausencia absoluta de diálogo, con colas arbitrarias y exasperantes para peatones y vehículos que, según la UE, tienen una “intensidad no justificada”, con repercusión negativa en toda la zona, y con acusaciones sobre rellenos inexistentes, que son simples espigones para protección de las playas, o con ataques contra la ejecución de un arrecife artificial para la regeneración de las especies, cuando los 130 que existen en la costa española no han concitado ni la menor crítica. Sólo en nuestro caso se entiende como una agresión a la pesca aunque se localiza en una zona no reconocida como caladero por la propia Junta de Andalucía. Sufrimos la mala fe de la propaganda de las autoridades españolas al atribuir el consumo de tabaco de Gibraltar a sus 30.000 habitantes y soslayar a los más de 12 millones de visitantes que tenemos anualmente.


Se quiere ocultar que el Comisario Barnier ha certificado que Gibraltar cumple con la normativa europea en la regulación de su centro financiero, o que tenemos 135 acuerdos de intercambio de información y transparencia con 80 países. De ellos, 102 acuerdos están ya en vigor en 62 países, entre ellos Estados Unidos, Francia y Alemania. De hecho, el Gobierno que presido se dirigió al ministro Montoro ofreciendo cooperación y, aún sin respuesta, hemos tramitado decenas de solicitudes, atendidas por nuestras autoridades fiscales y hemos adelantado a España, como parte del “Grupo de 5” la tramitación de información fiscal.


Mientras tanto, aguardan sin abordarse la cooperación en materia medioambiental, servicios financieros, fiscalidad, cooperación judicial, aduanera, policial, seguridad marítimas etc... Asuntos paralizados y que debían “crear una atmósfera constructiva de cooperación y confianza mutua y equilibrada”, según el Foro Trilateral. Acogemos a casi 10.000 trabajadores españoles que diariamente entran en Gibraltar a desempeñar su labor como parte de nuestra economía. Este año son un 18.1% más los españoles que han encontrado trabajo aquí.


Gibraltar está dispuesto a aceptar —a propuesta de Reino Unido—, como fórmula transitoria de compromiso, conversaciones ad hoc entre las autoridades relevantes en cada caso porque la realidad la domina la multiplicación de incidentes, como consecuencia de la incomunicación, forzada por un Gobierno español que dejó plantados a Reino Unido y a Gibraltar en la mesa del Foro Trilateral al que seguimos fuertemente comprometidos las partes inglesa y gibraltareña.


El Acta Final de Helsinki acordó la inviolabilidad de las fronteras establecidas en Europa y el arreglo de las controversias por medios pacíficos. Resulta absurdo cualquier camino que no sea el del dialogo. Puede parecer imposible alcanzar hoy los retos de unas relaciones amistosas, pero Kennedy, Palme, Gorbachov, Thatcher o Mandela fueron grandes porque exoneraron al mundo de unos muros del pasado que parecían imposibles de superar. Esos ejemplos nos dan a los más jóvenes en este debate el estímulo para lograr un futuro moderno y beneficioso para las personas a las que los políticos servimos a ambos lados de una frontera, hoy más divisoria que nunca.


Es hora de hablar de lo que nos une y no insistir en lo que nos divide; de cómo podemos crear más empleo conjuntamente y de mejorar las vidas de nuestros ciudadanos. La historia no perdonará al que se resista a esta actitud moderna y progresista.




martes, 1 de abril de 2014

Fabian Picardo: Gibraltar, en el cruce de caminos



La situación actual de Gibraltar en relación a España detallada por Fabian Picardo, Ministro Principal de Gibraltar. Publicado en el diariodesevilla.es - GrupoJoly.



 Gibraltar, en el cruce de caminos


En política, el oportunismo es siempre rechazable, porque la política debe hacerse desde los principios y las convicciones. Pero también existen las oportunidades. Éstas ayudan a poner de manifiesto ante los ciudadanos la posición de cada uno.

El Gobierno de Gibraltar no se ha inmiscuido ni se inmiscuirá en la política española, pero dos hechos bien recientes protagonizados por autoridades españolas son indicativos de hasta dónde llegan los prejuicios con respecto a Gibraltar.

El subdelegado del Gobierno español en la provincia de Cádiz ha vinculado a los funcionarios municipales linenses con la "economía de subsistencia que se produce en la aduana de La Línea", al informar que unas ayudas al Ayuntamiento de dicha población hermana "garantizarán los tránsitos más fluidos" en ese punto fronterizo.

Por otra parte, el alcalde de Algeciras está en Argentina (a título personal, dice) para hermanar su ciudad con Río Grande por las similitudes entre Gibraltar y las Malvinas. Añadiré poco más porque entiendo que tal acción se califica por sí sola. No es mi deseo echar más leña al fuego. Pero diré sólo esto: la relación simbiótica existe sin duda entre las ciudades colindantes de La Línea y Gibraltar. Sufrimos juntos las acciones de gente alejada de nuestros problemas y celebraremos juntos el entendimiento cuando podamos conseguir que sea de nuevo el marco de nuestras relaciones.

Está claro que nos hallamos ahora en un cruce de caminos. Algunos parece que han optado por el enfrentamiento sine die, por intentar una fracasada asfixia de la economía de Gibraltar, aunque con ello perjudiquen más aún a sus propios ciudadanos nacionales.

Es lo que ocurre con las vergonzosas e inaceptables colas que, con frío y calor, mantienen a la gente muchas horas a la intemperie o en todo tipo de vehículos -ya denunciadas en los foros internacionales-, mientras en Madrid se exaltaba el consenso como fórmula política adecuada para solucionar los problemas.

Lo hemos observado con tristeza, cuando el pueblo español ha enterrado a Adolfo Suárez y lo ha ensalzado como paladín del diálogo y el consenso que sirvieron para que España pasara de una dictadura a una democracia. Tránsito, dicho sea de paso, que Gibraltar, en esos tiempos de frontera cerrada, celebró sinceramente.

Todos, independientemente de nuestras ideologías y de nuestras nacionalidades, debemos hacer honor a su legado y al de aquellos otros que, aquí y allí, lucharon con altura de miras por encontrar soluciones razonables y aceptables para todos.

Esa es decididamente la vía del Gobierno de Gibraltar en la presente encrucijada.

En este sentido, Gibraltar defiende y defenderá el Foro Tripartito de Diálogo, pero el ministro de Asuntos Exteriores británico, William Hague, ofreció, con nuestro visto bueno, en abril de 2012 al máximo representante de la diplomacia española, José Manuel García-Margallo, la creación de grupos de trabajo ad hoc, como fórmula de compromiso transitorio para resolver algunos problemas puntuales surgidos en distintas materias. Dos años después, Gibraltar y Londres seguimos esperando respuestas de España para concretar esas reuniones.

En el ámbito de la cooperación local y regional, Gibraltar está convencido de la idoneidad de los posibles acuerdos con la Junta de Andalucía, que tiene, al igual que Gibraltar, la mayoría de las competencias en el terreno medioambiental, sanitario, empresarial, cultural y pesquero, entre otras muchas.

Mientras tanto tenemos que enfrentarnos cada día a acusaciones sin fundamento sobre rellenos inexistentes, que son simples espigones para proteger una pequeña playa. Sufrimos ataques contra la ejecución de un arrecife artificial para la regeneración de un caladero absolutamente esquilmado, que, por cierto, no ha sido nunca zona de producción marisquera, incluso según la legislación de la propia Junta de Andalucía. Aunque existen 130 actuaciones similares en la costa española, la nuestra se presenta como una agresión a los pescadores campogibraltareños. En los últimos meses, hemos podido comprobar fehacientemente el poco interés que tiene el Gobierno español en resolver esta crisis. Nosotros, sí lo tenemos.

Además, se utiliza el contrabando de tabaco, contra el que Gibraltar tiene una de las legislaciones más restrictivas de la UE, como excusa para acometer una acción política intolerable en una frontera europea, y se atribuye aviesamente un consumo de tabaco a 30.000 gibraltareños ignorando premeditadamente los 12 millones de visitas que recibe anualmente el Peñón. Se nos acusa reiteradamente de ser un paraíso fiscal cuando Gibraltar tiene firmados acuerdos de intercambio de información y transparencia con 27 países -entre ellos Estados Unidos, Francia o Alemania- (España se niega a rubricarlo porque no nos reconoce como una jurisdicción separada del Reino Unido), y la propia OCDE o el FMI (desde los tiempos del señor Rodrigo Rato) no nos incluye en sus listados de paraísos fiscales.

Somos conscientes de que muchas de estas mentiras y prejuicios han calado en la opinión pública española tras la campaña desatada por el actual Gobierno español. Pero estamos decididos a mantener la mano tendida al diálogo porque queremos unas buenas relaciones con España.

Afortunadamente, hay una ofensiva cívica y no estamos solos. Se están tendiendo puentes -entre ellos destacaría la labor de varios grupos transfronterizos- para que la concordia vuelva a presidir nuestras relaciones.

Por todo eso, como máximo representante del pueblo gibraltareño, ahora más que nunca, estoy absolutamente decidido a trabajar denodadamente para crear un clima de entendimiento en la zona que nos ayude a recuperar la normalidad y la cordialidad que presidieron nuestras relaciones vecinales en tiempos no muy lejanos.

Pese a que el Gobierno español ha rechazado cualquier tipo de encuentro desde que llegó al poder, ya sea de manera oficial o extraoficial, hoy quiero expresar, una vez más, por el bien de nuestros ciudadanos, mi más sincero deseo de encontrar interlocutores españoles al otro lado de la mesa.


domingo, 6 de octubre de 2013

Contra Gibraltar parece que todo les vale


La situación de violencia y xenofobia que se está dando en la zona del Campo de Gibraltar, y que repercute directamente a ciudadanos gibraltareños que tienen segunda casa y/o visitan pueblos vecinos, es preocupante. Nada es casual teniendo en cuenta toda la campaña anti-gibraltareña que está promoviendo el gobierno español y principalmente la incansable propaganda de odio por el Diputado Nacional por la Provincia de Cádiz y tambien alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce.


Por hacer daño a Gibraltar han marcado "un antes y un después" en las relaciones humanas entre vecinos, han cruzado esa linea peligrosa que da el odio fomentando la xenofobia y la violencia y que por desgracia tardará en desaparecer.



No podemos olvidar que el asedio a Gibraltar se intensificó en el 2010 con el entonces alcalde de La Linea Alejandro Sanchez, (GIL/PP) queriendo imponer una tasa, igual a la que Margallo pretendía poner este verano. Alejandro Sanchez fue pionero en esta absurda imposición entre países socios de la UE para entrar y salir de Gibraltar. Hizo pasar un verano infernal en la frontera, tanto a visitantes como a gibraltareños y también a trabajadores fronterizos. Recordemos el famoso bordillo y la guerra que dio haciendo de casi todo con tal de fastidiarnos la vida.

El penoso ex-alcalde con su bordillo al fondo





Al perder las elecciones Alejandro Sanchez, siendo Gemma Araujo PSOE ganadora y siguiente en la alcaldía, con mucha lucidez política hizo desaparecer el bordillo en cuestión de días como gesto de amistad a Gibraltar. La Línea retira los bordillos del peaje a Gibraltar
                                       
                                                                       
                                                                                     


Pero el PP no olvidó la buena "labor patriótica" que había hecho Sanchez con Gibraltar y cuando ganaron las generales le dieron compensación y trabajo en el Ministerio del Interior en Madrid. Posiblemente fue quien dio "consejo" a los Ministros del PP tanto de Interior como de Exteriores sobre la 'tasa de congestión'.

¡El "inepto Alejandro" pobre, no da una en el clavo! porque su propuesta era inviable e ilegal y por supuesto nunca se llevó acabo porque era imposible.


Agosto 2010



Es por eso que digo que nada es casual. Alejandro junto a Landaluce han demostrado ser los mayores enemigos que tiene Gibraltar. Uno en la sombra en Madrid y el otro desde la alcaldía de Algeciras y también en Madrid desde el Ministerio de Exteriores, cobijado en la oscuridad que da el resabio y el odio hacia Gibraltar con su afán por doblegarnos con un comportamiento irresponsable y totalmente fascista. 



Ha sido este verano muy movido y ha habido una espiral muy preocupante. Ha habido quemas de coches al otro lado de la frontera, pintadas con el símbolo de la "Svástica" en casas de gibraltareños en el Campo de Gibraltar y amenazas de muerte en Twitter a nuestro Ministro Principal, Fabian Picardo, y a día de hoy, los insultos y las amenazas no parecen que paran.



El comportamiento de la Guardia Civil en la frontera se asemeja muy mucho a una toma militar; las intimidaciones a la que son sometidas las personas que cruzan son parecidas al comportamiento que tenía la policía cuando la dictadura gobernaba ese país y que en nada se asemeja a la política de ningún país democrático de Europa.

El Gobierno español manda hacer duros controles en los alrededores de la frontera al cuerpo especial anti-disturbios de la Guardia Civil, que han mandado a La Linea, el cual va fuertemente armado. Son los llamados "boinas negras". Tratan a las personas como si fueran terroristas.




Curiosamente semanas antes de venir la Comisión Europea a investigar los abusos cometidos por las autoridades españolas en la frontera, hubieron cantidad de "atropellos" por parte de "supuestos contrabandistas" a la Guardia Civil. Algo que a todo el mundo cogió de sorpresa porque nunca antes había sucedido tal cosa. Además que las condiciones del paso fronterizo no da para que nadie pueda escapar, y menos con el control tan exhaustivo que estaban teniendo en esos momentos. Casualmente TODOS se fugaban y milagrosamente una vez que la Comisión Europea vino y se fue ya no ha vuelto a suceder más. ¿Montaje? Nadie lo duda. Porque de forma canalla el incitador Landaluce (PP) insiste en que la Policía de Gibraltar consiente los "atropellos" en la frontera y acusa a la RGP de consentir e instigar esos "supuestos" atropellos que nadie cree y que lo que hicieron fue hacer una puesta en escena.


En el doble filtro a la entrada a Gibraltar se registran los coches minuciosamente y se pide la documentación con gestos intimidatorios, se hacen preguntas impertinentes como "¿a qué va usted a Gibraltar?" "¿qué va a hacer usted ahí?" "¿cuánto dinero lleva?" obligando a las personas a tener que mostrar sus monederos y carteras. Preguntas que no tienen otra finalidad que la de molestar a las personas que nos visitan, y de imponer su fuerza y su ley. Hay una estima de entre 35.000 y 40.000 personas que cruzan cada día la frontera. A saber que pensaran los turistas cuando ven a la Guardia Civil actuar así con esa falta de respeto y con desprecio a sus personas.




Algunos medios de comunicación ultra-derechistas, afines al gobierno del PP, tienen que ver mucho con esta ola de locura contra Gibraltar. Ellos han aprovechado la desinformación, las mentiras y han hecho ataques a nuestra honestidad, culpándonos de que somos el mal de España (La Razón, ABC, Intereconomía, 13tv,son algunos ejemplos)




Pero, ya se sabe que con tal de acusar a Gibraltar parece que todas las mentiras valen. Se dice que Gibraltar está construyendo un puerto deportivo y un complejo residencial en la cara este del Peñón, junto a la playa de La Caleta, y lo único que se está haciendo es construir un espigón, como se ha hecho en muchas playas por todas las costas españolas, para regenerar y devolver la arena que los temporales se han llevado. Pero insistentemente se recurre a esta noticia aun sabiendo que es una burda mentira, ya que éste es un viejo proyecto de hace más de cinco años que fue abandonado y esta enterrado para siempre.

espigón en la playa de Sundy Bay


También nos acusan de ser un nido de piratas, contrabandistas de drogas y armas. Interceptado en el puerto de Algeciras un barco con 400 armas Es repugnante la propaganda malvada y como desinforman con noticias falsas a los ciudadanos españoles, usando la vena patriótica que tanto les mueve. El líder del PP europeo apunta la "sospecha" de contrabando de armas y drogas en Gibraltar. En Gibraltar JAMÁS se ha dado un contrabando que no sea tabaco. Es más. La droga viene desde España hacia Gibraltar y aduana de aquí tiene que estar con muchos ojos para que no la cuelen dentro. Incautan el mayor alijo de cocaína en el puerto de Algeciras

Y mal que les pese, los contrabandistas de tabaco en Gibraltar, siempre suelen ser españoles del pueblo vecino en gran mayoría, por el hambre y las necesidades a que estos políticos corruptos los tienen sometidos, usando la miseria de un pueblo abandonado desde siempre y de forma premeditada para continuamente señalar a Gibraltar de que somos los "malos" y mientras tanto seguir haciendo "patria".

En la frontera de Gibraltar se pisotean derechos humanos y se castiga a miles de personas a permanecer retenidos contra su voluntad dentro de los coches en largas esperas, por el mero hecho de visitar nuestro pueblo. Familias enteras, con bebés y niños de todas las edades, ancianos y personas enfermas, viven un auténtico infierno. Desde el Gobierno de Mariano Rajoy se quiere justificar lo injustificable argumentando una sarta de mentiras para propiciar ese indudable atentado a los Derechos Humanos. El viernes día 4 del corriente mes, sin ir mas lejos, mantuvieron colas peatonales torturando a todas las personas que por ella cruzaban.



También la prensa internacional ha divulgado como España hace acoso a Gibraltar y le ha criticado y condenado por ello, pero parece que al Gobierno de Mariano Rajoy le importa más ocultar su propia corrupción dentro de su gobierno y de su partido que lo que el mundo piense de su política represiva y anti-democrática que ejerce con Gibraltar.

En pocos meses se ha encendido en toda España la llama patriótica del pasado, hay muchos elementos ultra- nacionalistas que hacen gala de un patriotismo extremo, que piden continuamente el cierre de la frontera, mientras la ciudad de La Línea sufre las consecuencias mas negativas de este acoso a Gibraltar. Las medidas de Madrid contra Gibraltar tienen otra vez a esta ciudad española como víctima. Los gibraltareños en gran mayoría seguimos con nuestra vida diaria de trabajo y hacemos vida social en Gibraltar, nos hemos ausentado de sus tiendas, bares y restaurantes. El acoso a que estamos sometidos por parte del gobierno de Mariano Rajoy así lo exige.

miércoles, 2 de octubre de 2013

Discurso del CM Fabian Picardo en la Conferencia del Partido Conservador de RU 2013


Queridos amigos,

¡Valiente veranito nos hemos llevado!

Nosotros en Gibraltar le podíamos haber afirmado a la ONU que el calentamiento terrestre es una realidad – porque ha sido un verano largo y caluroso en Gibraltar.





Un verano en el cual Gibraltar se ha encontrado en el ojo del huracán; y no me refiero al Gibraltar que figura en “Top Gear”, “Gibraltar, Britain in the Sun” o “New Tricks”. Ha sido un verano de diarias y largas colas fronterizas que indiscriminadamente afectaban a ancianos, a niños, a mujeres embarazadas y a trabajadores, diseñadas expresamente para lograr el rancio propósito de España de acosar a Gibraltar para que les cedamos nuestra soberanía; de incursiones diarias y constantes en aguas territoriales británicas de Gibraltar por barcos del Estado español que empezaron a hacerlo en serio en 2010, e incluso de un incidente en el cual Guardias Civiles le dispararon a un británico indefenso que se divertía con una moto acuática.


Un verano de amenazas, de retórica y de mentiras consumadas desde los Ministerios de Interior y de Exteriores sobre Gibraltar, sobre nuestra industria turística, nuestra industria de bunkering, nuestra industria de apuestas on-line y nuestra industria de servicios financieros. Todos estos sectores han sido atacados y vilipendiados por un gobierno español que debiera darse cuenta de que tiene mucho que ganar de su relación con el RU en vez de poner esa relación a riesgo. Y todo este alboroto porque creamos un arrecife artificial en aguas británicas de Gibraltar diseñado para crear un hábitat marino nuevo y para impedirle a un pescador en particular que siguiera practicando pesca de arrastre, y también porque continuamos – y continuaremos – nuestro trabajo de protección costera en el lado este del Peñón.

Y todas estas mentiras sobre nuestras industrias difundidas en las prensa española han engañado al pueblo español que ahora piensan que Gibraltar es un tipo de parásito. De hecho, nos queda patentemente claro en Gibraltar que algunas de las declaraciones proclamadas por políticos españoles de peso en las recientes semanas tienden a inculcar desconfianza, rechazo, e incluso odio contra los gibraltareños, especialmente en los sectores del pueblo español de nivel educativo más bajo. Hasta tal punto que entenderéis mi tristeza al hablaros de un videoclip colgado en You-tube la semana pasada en la cual se podía ver una dramatización escolar donde tres gribraltareños, vestidos con camisetas que portaban los colores de la bandera británica, eran abatidos a tiros de metralletas por Guardias Civiles.




Espantoso, escandaloso, triste. Pero si una imagen dice más que mil palabras, ese videoclip encierra emociones y sentimientos que han sido avivados por aquellos en una Europa del siglo XXI que debieran saber lo que hacen.

¡Gracias a Dios por tales grandes amigos como William Hague, David Lidington y, desde luego, David Cameron! Su clara e inequívoca defensa de Gibraltar y su pueblo ha sido intachable y ha llevado a los comentaristas españoles más razonables y a los analistas políticos a revisar drásticamente las tácticas y los argumentos desplegados en contra de Gibraltar.Y esta noche, en nombre del gobierno de su Majestad en Gibraltar – y en particular en nombre del pueblo de Gibraltar – me encuentro aquí para honrar a estos defensores incondicionales del pueblo de Gibraltar, y para darles las gracias por las declaraciones inequívocas que han hecho en pro de Gibraltar y su pueblo. Su defensa tan firme quizás hasta ha llegado a sorprender algunos en Madrid que no tenían la medida exacta del fuerte vínculo entre Gibraltar y el gobierno de coalición de RU. Eso es exactamente lo que nos pueda permitir avanzar de cara a retos enormes que nos acechan ahora; porque Gibraltar y RU están en perfecta sintonía en cómo progresar.




Ambos estamos firmemente comprometidos al Foro Tripartito de Diálogo establecido por el anterior gobierno español. El Partido Popular reniega de ese Foro; a la vista de lo cual nosotros en Gibraltar hemos acordado y aceptado la propuesta de William Hague para encuentros ‘ad hoc’ cuando sean necesarios o deseables hasta que se vuelva a convocar el Tripartito. Gibraltar y RU tendrán su voz y voto por separados y sus delegaciones serán independientes en tales encuentros.


Hemos propuesto también que la Comisión europea debe estar presente en ocasiones cuando una de las partes tenga una queja por alguna cuestión; y cualquier decisión deber ser consensuada con ningún atisbo de imposición sobre Gibraltar sin nuestro consentimiento. PERO obviamente en estos encuentros no se abordará ninguna cuestión de la soberanía de Gibraltar y su futuro. Es más, está completamente claro sin lugar a dudas que RU no transferirá la soberanía de Gibraltar en contra de nuestras aspiraciones y, además, ni establecerá un proceso de tales negociaciones sin nuestro consentimiento.




Ese veto lo emplearemos permanentemente con el fin de impedir un regreso al Proceso de Bruselas o a ningún Foro bilateral que entrañe cualquier negociación o discusión sobre nuestra soberanía, ya pueda el Sr Rajoy recalcar las veces que quiera lo contrario en la Asamblea General de la ONU. Y esa es la prueba más contundente que demuestra el compromiso del Gobierno británico a nuestro derecho a la autodeterminación y al principio universal de consentimiento que debe ser nuestro principio maestro.

A pesar de todo yo espero que por lo tanto nos será posible comenzar el diálogo ‘ad hoc’ pronto para avanzar en temas de interés mutuo, teniendo como participantes aquellas autoridades que sean relevantes a los temas que estén sobre la mesa en un debido momento.

En este particular, dos señoritas le dieron ayer una lección al resto del mundo. Miss Gibraltar 2013, Maoura Karbouch, se clasificó en las últimas 6 por elección popular en el certamen de Miss Mundo. Ella fue la contrincante que gustó más a todo el mundo. No hubo momento en que nos hiciera sentir más orgullosos que cuando definió la generosidad como ‘las palabras que los sordos escuchan y las acciones que los ciegos ven’. Y cuando las tres agraciadas eran anunciadas, ella y Miss España se daban la mano ante todo el mundo a la espera de los acontecimientos. Ellas representaron, en una imagen que vale más que mil palabras, la realidad de la relación simbiótica entre el pueblo de Gibraltar y el pueblo español de La Línea y los otros pueblos que nos rodean. Amistad, respeto, comprensión y en particular, el hecho de que Gibraltar provee 10,000 puestos de trabajo a trabajadores transfronterizos.




Tengo la certeza que si pusiéramos el mismo empeño que se emplea en enfrentarnos en trabajar conjuntamente, esa cifra se podría fácilmente doblar o triplicar, si las cabeceras de la prensa dieran paso al diálogo auténtico para la co-operación y a las buenas relaciones de vecindad. Así que veo altamente positivo el hecho de que miembros del partido del gobierno del PP asistan a esta conferencia, liderado por el Sr Esteban Pons.


Positivo porque os permite a vosotros dejarles claro que el pueblo británico nunca cede ante el acoso. Esa postura del Partido Conservador en defensa del derecho inalienable de los gibraltareños a la autodeterminación no podía ser más rotunda y nunca cambiará.

Positivo porque os permite dejar claro que el Partido Conservador nunca contemplará una propuesta de soberanía compartida – como hizo Peter Hain en 2002 – porque el pueblo de Gibraltar y RU están atados por un vínculo tan irrompible que nadie debiera desatarlos en contra de nuestra voluntad.

Y tales declaraciones como que España y Argentina van a colaborar sobre los temas de Gibraltar y Las Malvinas no nos atemorizan; al contrario ponen acero en nuestra determinación conjunta para trabajar en defensa de nuestros derechos. Porque la presión en la frontera, que fue el modus operandi del partido Popular entre 1997 y 2003, no nos hará flaquear nunca.

Incluso la prohibición actual ilegal – que distorsiona el Mercado único – de la importación de rocas, arena y conglomerado industrial para la construcción, ni parará ni frenará nuestro progreso socio-económico ni nuestro programa de construir 1000 viviendas asequibles en los siguientes 26 meses.


Es algo positivo que el Partido Popular esté presente en esta conferencia ya que esto os da la oportunidad de enviar el mensaje a la cúpula del Partido en Madrid que la relación entre el Partido Tory y el PP ha quedado dañada por el tipo de tratamiento con que han fustigado al noble pueblo de Gibraltar. Es así, como han declarado ministros conservadores que la relación bilateral entre RU y España se resentirá si el acoso, las mentiras y la retórica continúan sin coto. Por lo tanto les pido a aquellos de vosotros que os encontréis con estos colegas que les recuerden las palabras de David Cameron, quien definió la postura clara e inequívoca del Partido Conservador y del Gobierno de RU cuando declaró en nuestro Día Nacional: “Gibraltar es británico. Mantengámoslo así”


Porque la hermandad entre el pueblo de Gibraltar y Gran Bretaña es un vínculo irrompible. Es una asociación que se crece en la adversidad.

Incluso en temas donde al inicio parecemos tener intereses encontrados, podemos trabajar juntos para llegar a unos resultados mutuamente beneficiosos; como, por ejemplo, en el tema de las apuestas online y la propuesta del Ministro de Finanzas de introducir un impuesto ‘en el punto de consumo’, ya que los expertos de ‘online gambling’ se encuentran en Gibraltar, el Valle de Silicon y Las Vegas.

La Asociación Gibraltareña de Apuestas y Juegos – algunos miembros de los cuales se encuentran aquí hoy - trabaja con funcionarios de la Tesorería para ofrecerle sus indiscutibles conocimientos técnicos a nivel mundial para sacar adelante un conjunto de reglas ejecutables que beneficien tanto a Gibraltar como a RU.

Y nuestra asociación a nivel político también trabaja bien, ya que el Gobierno de su Majestad en Gibraltar está comprometido de lleno en ‘La Revisión del Balance de Competencias’ que está llevando a cabo RU donde aspiramos a tener nuestra voz y voto en el Euro-referéndum.

Ha sido un largo y caluroso verano, y ahora mismo hace un poco de calor en esta habitación, así que le voy a ceder mi lugar a un hombre que se ha ganado el respeto del pueblo de Gibraltar tanto en el gobierno como en la oposición; un verdadero amigo del Peñón y su pueblo: el Ministro de Exteriores – William Hague.

viernes, 20 de septiembre de 2013

La frontera de la vergüenza


              

  

Rafael Rosselló Cuervas-Mons nace en 1956 en Avilés (Asturias) aunque a muy corta edad se traslada a vivir a El Puerto y a Jerez. Como capitán de la Marina Mercante ejerció su profesión al mando de diferentes buques y, posteriormente, en la inspección marítima y la dirección de empresas navieras, hasta que dejó su profesión para escribir.



Articulo publicado en el periódico 'La Verdad del Campo de Gibraltar'  y recogido en este blog para difundir la opinión y el enfado de un ciudadano español sobre el injusto trato a las personas que pasan por la frontera entre Gibraltar y La Linea. 



"Hoy he vuelto a Gibraltar; hacía días que no iba y, desde que el descerebrado de Margallo decidió que se había acabado el recreo, a mí y, a muchos como yo, se nos acabó las oportunidades de trabajo, por lo que tampoco tenía mucho motivo para ir. Hoy he vuelto a Gibraltar y me he avergonzado de ser español, me avergoncé de la Guardia Civil, del despropósito en el que un gobierno golfo y corrupto ha convertido a La Línea: la cola de entrada era interminable y cuatro chulos de discoteca disfrazados de guardias civiles, y me pueden poner una querella por injurias porque tengo motivos sobrados para expresarme así, paraban, a la entrada a Gibraltar, a coches, motos, bicicletas y autobuses de turistas y se recreaban dando vueltas y más vueltas a los DNI de sus ocupante como si mirando un DNI, sin imputar sus datos en un ordenador, pudiesen comprobar sus antecedentes penales o como si en una bicicleta se pudiesen introducir bolsas de dinero de esas que supuestamente manejaba Luis Bárcenas y los golfos del PP.


Y es que este gobierno, esta basura de gobierno, porque no tiene otro nombre, ha prostituido lo más sagrado que hay en un país que son sus fronteras, y mientras en Ceuta y Melilla son permisivos hasta la saciedad dejando que se cuelen los inmigrantes ilegales porque les entra colitis de pensar que les puedan tildar de racistas, en la de Gibraltar, como los gibraltareños y lineases son civilizados, pacientes y no usan la violencia, abusan de ellos; y he visto caras de tristeza de todos esos cientos y miles de españoles que tienen trabajo en Gibraltar y empiezan a palpar el despido porque estos golfos de políticos anteponen un par de docenas de pescadores que utilizan artes rigurosamente prohibidas por la CE y que son más propensos a trasbordar cajas de tabaco que de pescado como ya ha quedado demostrado, que a esos más de seis mil puestos de trabajo que penden de un hilo.

Y he visto hoy que la capacidad de sufrimiento del ser humano es infinita, y digo esto porque tan sólo un pueblo resignado a la ruina puede permitir que se abuse de ellos, que se vulneren sus derechos constitucionales y se les maltrate como lo están haciendo esta panda de presuntos delincuentes que forman los chicos estos que se aúnan tan sólo para cobrar sobresueldos y gritar "Gibraltar español".

Y he decidido que este artículo no sea políticamente correcto porque ellos, el gobierno, son obscenos con los ciudadanos del Campo de Gibraltar; porque son de una hipocresía que no tiene límite engañando a la población con falsedades; porque se quejan del contrabando de tabaco, de ese tabaco que, precisamente, Tabacalera Española vende a Gibraltar y no hacen mención al que se hace en Andorra con políticos de alta graduación a la cabeza; porque echan en cara el bunkering de un combustible que nuestra refinería vende a nuestros vecinos y que nosotros empleamos los mismos métodos para abastecer los buques en la bahía donde también se hallan las aguas territoriales de Gibraltar, que las tiene; porque utilizan una frontera para extorsionar a una población sin enterarse que las fronteras están controladas, siempre, bilateralmente y que si no se respeta por una parte, si hay desproporcionalidad y no se hace un uso prudente de ellas se puede caer en la vulneración de los derechos humanos; porque están provocando una tortura, un estrés que acabará pasando factura, a esos miles de trabajadores españoles; porque no hay derecho que un uniforme tan digno como el de la Guardia Civil sea la tarjeta de presentación de unas personas cuyo espíritu no es el de proteger a los españoles, sino perjudicarlos; porque han utilizado, a sabiendas que mentían, a Gibraltar como cortina de humo para tapar sus robos y golfadas; porque espero de todo corazón que este partido indigno no vuelva a ganar las elecciones y que los jueces, por una vez en su vida, hagan justicia y metan a muchos golfos en la cárcel; porque Gibraltar no es la frontera sur, como dicen estos impresentables, ya que los gibraltareños son tan europeos como nosotros; porque espero que algún día Gibraltar sea independiente y soberano porque se lo merece, porque desde que les dieron a elegir ser españoles o británicos y prefirieron ser británicos, los españoles, nosotros, les hemos hecho la vida imposible y nos hemos inventado una realidad virtual como consuelo que tan sólo se sustenta por la ignorancia del pueblo español, incluidos titulados universitarios que no sé dónde cojones les tocó el título.

En fin, que hoy he ido a Gibraltar y me he vuelto indignado y avergonzado de tener un gobierno como el que tengo, de tener un gobierno que esconde la cabeza con los que debería imponerse y utiliza a su propio pueblo para despistar la atención de sus golfadas. Hoy yo me he sentido gibraltareño".